Comparte

No detectan presencia de herbicidas en análisis a manglares degradados en El Limón de Samaná.

El Ministerio de Medio Ambiente indicó que iniciará un proceso de restauración del mangle rojo degradado.

Sobre ese particular el senador de SAMANA Dr. Pedro Catrain habría solicitado al ministerio de medio ambiente y recursos naturales dicha investigación y declaró se mantendrá al asecho del caso.

El Ministerio de Medio Ambiente informó este lunes que el análisis realizado a la zona de manglar degradado en el humedal Estillero, en Samaná, determinó que no hay presencia de algún herbicida u otra sustancia asociada.

El envenenamiento del manglar con agentes químicos fue una de las hipótesis que prevaleció entre ambientalistas de la provincia que denunciaron el daño.

«Aunque los resultados de los análisis realizados en el laboratorio de la Dirección General de Aduanas a las muestras tomadas por nuestros técnicos no arrojaron la presencia de un herbicida, la investigación sigue abierta y esta semana esperamos contar con el apoyo de la Procuraduría Especializada para la Protección del Medio Ambiente y los Recursos Naturales (Proedemaren)», dijo José Ramón Reyes, viceministro de Costeros y Marinos del Ministerio, a través de un comunicado.

El funcionario añadió: «Agotada la etapa de la investigación, el Viceministerio de Costeros y Marinos empezará las labores de restauración del área afectada», al tiempo que explicó que biólogos y técnicos del Ministerio continuarán con la evaluación del humedal Estillero y de los posibles drenajes, canalizaciones, y rellenos que pudieran influir en modificar el flujo e intercambio de aguas superficiales y costeras que estén afectando sus condiciones.

Además, profundizarán en la evaluación de las condiciones del mangle rojo para poder detectar las posibles presencias de plagas, hongos, u otras causas que pudieran estar afectando al humedal.

RELACIONADAS
En dos semanas secan humedal en el norte de SamanáEn dos semanas secan humedal en el norte de Samaná.

Evaluaciones
Las autoridades indicaron que las evaluaciones al humedal incluyeron mediciones de parámetros físicos-químicos en agua y sedimentos en dos puntos, y observaciones para determinar propiedades organolépticas, como resultado de esta primera valoración se obtuvo lo siguiente: En el primer punto de muestreo, la saturación de oxígeno disuelto y el nitrógeno amoniacal, presentan concentraciones fuera de los valores máximos aceptables para aguas Clase E, definida en la norma ambiental «como aguas costeras destinadas a la conservación de recursos naturales como manglares y zonas de reproducción y nutrición de organismos marinos y áreas de acuacultura marina, incluyendo moluscos, crustáceos, peces y pesca comercial».

La baja saturación de oxígeno se asocia a estancamiento de las aguas en esta parte del humedal, y el nitrógeno amoniacal por encima del límite establecido para este tipo de ecosistema en el área afectada (3.5 mg/L) es un indicador de posible presencia de agua residual del tipo doméstica.

El segundo punto de muestreo presentó mejores valores en su calidad de agua. Los biólogos y técnicos identificaron una diferencia de salinidad considerable entre los puntos evaluados, presentando mayor concentración de salinidad en una de las estaciones.

«En las muestras de sedimentos no se detectó presencia de herbicida o sustancias asociadas», indica el informe.

¡No te pierdas nuestro contenido!

¡No hacemos spam! Lee nuestra [link]política de privacidad[/link] para obtener más información.

Revisa la bandeja de entrada y confirma tu suscripción.


Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *