Comparte

¿Un restaurante de comida humana? ¿Qué tan real es esto?. Yo digo, esto sería el punto máximo de la degradación humana.

Mucha polémica anivel mundial ha generado la noticia de un famoso restaurante en donde sirven carne humana, según medios de información.

Ciertamente, en internet hay muchos testimonios de caso de la vida real, en donde personas narran que han tenido que verse obligado a comer carne humana por encontrarse en una situación bastante difícil, otros han platicado el canibalismo de forma deliberada en su perversión.

Pero hasta ahora jamás se había pensado que comer carné humana podría venderse legalmente en un restaurante.

La verdad acerca del primer restaurante del mundo que sirve carne humana.

Leer aqui, sobre la veracidad de esta noticia.

Por Freddy Aquino- FAN

Por: Redacción 30 noviembre 2017.

En diversos medios reconocidos a nivel mundial y en redes sociales se habla mucho del canibalismo promovido por el restaurante «Resu ototo no shokuryohin». Pero hay algo importante que necesitas saber de este lugar.

Tremenda conmoción ha causado en distintas partes del mundo la noticia que en días pasados se dio a conocer respecto a que en Japón había abierto las puertas el primer restaurante que ofrecía a sus comensales nada más y nada menos que ¡carne humana!

“Resu ototo no shokuryohin” sería el nombre de este restaurante “caníbal” ubicado en Tokio, que en español significa algo así como “hermano comestible”.

Según varios medios locales e internacionales que han replicado dicha información, en Japón, desde 2014, las leyes permiten el consumo de carne humana ,por lo que prepararla y comerla no es ningún, delito se dice que en este sitio, para poder probarla deberás pagar unos $1,400 dólares. Según la gente del restaurante justifican el elevado costo debido a que no es sencillo obtener la carne humana y mucho menos, cubrir los estándares sanitarios.

Y, ¿cómo es que este restaurante consigue carne humana? Los medios que han publicado la noticia aseguran que hay gente que decide vender sus cuerpos. Firman un contrato, como una preventa, se define su valor, el cual puede ser hasta de $54,000 dólares, si es que es de alguien joven. Además, se comprometen a llevar un tratamiento médico con el cual se evita la máximo el deterioro del cuerpo, y el restaurante solo puede usar carne de personas fallecidas por causas naturales.

Demasiado para ser verdad

Muchos se horrorizaron al conocer la existencia de este lugar, mientras que alguno que otro osado incluso pensaba ya en hacer un viaje a tierras niponas para experimentar comer carne humana; sin embargo, en las últimas horas se ha confirmado que la historia del “Resu ototo no shokuryohin” es un fake news.

Varios medios trataron de ahondar más en el tema, descubriendo que la información carece de una fuente fiable y que la reproducción de esta nota se ha hecho en todos lados casi de manera textual. El único testigo del lugar supuestamente es un comensal argentino que prefirió mantenerse en el anonimato. Además, esta nota ya había sido publicada por un sitio llamado “La voz popular”, el cual dice ser “un diario satírico”. También, la imagen utilizada por diversos medios en donde se muestra el paquete de carne humana es de la promoción del videojuego “Resident Evil 6”.

La página web Verne, del periódico “El País” publicó que se puso en contacto con un representante de la Embajada de Japón en México, quien desmintió la existencia de este restaurante y confirmó que en esta nación no existe ninguna ley que permita el consumo de carne humana.

También, un profesor japonés compartió en su página de Facebook un video en donde explica que en ningún sitio web informativo de Japón hay notas de este restaurante y aclara que el nombre no significa “hermano comestible” sino “productos alimenticios del hermano Res”.

¡No te pierdas nuestro contenido!

¡No hacemos spam! Lee nuestra [link]política de privacidad[/link] para obtener más información.

Revisa la bandeja de entrada y confirma tu suscripción.


Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *